• Retrointernet
Retrointernet
Zastén 0,2 (Ketotifeno) y sus aditivos a evitar

Zastén 0,2 (Ketotifeno) y sus aditivos a evitar

  • 23 de septiembre de 2016

Hoy vamos a analizar dos de los aditivos que contiene el fármaco Zastén 0,2 mg/ml. Un fármaco que se prescribe a los niños para evitar los síntomas alérgicos.

¿Qué es Zastén 0,2?

Zastén es un fármaco antiasmático no broncodilatador con propiedades antialérgicas.

Zastén está indicado en los siguientes casos:

  • Prevención del asma bronquial cuando está asociado a síntomas alérgicos.

  • Prevención y tratamiento de la rinitis y reacciones cutáneas alérgicas, así como cualquier otra manifestación alérgica.

¿Cuáles son los posibles efectos adversos?

Efectos adversos muy raros (pueden afectar hasta 1 de cada 10.000 pacientes):

  • Picores o la piel enrojecida, ampollas en los labios, ojos y boca acompañado de fiebre, escalofríos, dolor de cabeza, tos y dolor corporal.

  • La piel y ojos amarillentos, heces y orina coloreada (síntomas de ictericia, trastornos hepáticos, hepatitis).

Efectos adversos frecuentes (pueden afectar hasta 1 de cada 10 pacientes):

  • Excitación.

  • Irritabilidad.

  • Problemas de para dormir.

  • Nerviosismo.

Efectos adversos poco frecuentes (pueden afectar hasta 1 de cada 100 pacientes):

  • Mareos.

  • Ardor al orinar y necesidad frecuente y urgente de orinar.

  • Sequedad de boca.

Ahora vamos a lo que más no ha llamado la atención, su composición:

  • El principio activo es ketotifeno.

  • Jarabe de glucosa hidrogenado, fosfato disódico dodecahidrato, p-hidroxibenzoato de metilo (E218), p-hidroxibenzoato de propilo (E216), ácido cítrico anhidro, aroma de fresa y agua purificada.

Si nos fijamos contiene dos aditivos que son considerados peligrosos y deben evitarse.

p-hidroxibenzoato de metilo (E218) y p-hidroxibenzoato de propilo (E216)

Se utiliza para prevenir levaduras, bacterias y algunos tipos de hongos. El aditivo lo podemos encontrar en refrescos, gaseosas, tónicas, mermeladas, bollería, aceitunas, latas de marisco e incluso en conservas de pescado.

En dosis bajas puede producir asma, urticaria y reacciones alérgicas. En grandes dosis mezclado con Ácido Ascórbico puede formar benceno, un hidrocarburo cancerígeno.

Pero lo más curioso es que está prohibido su uso en comida para animales porque incluso en pequeñas dosis es letal para perros y gatos.

Añade tu comentario