• Retrointernet
Retrointernet
Max Headroom. Una historia sobre hackers (1987)

Max Headroom. Una historia sobre hackers (1987)

  • 1 de marzo de 2016

El 22 de noviembre del 98, durante la emisión del espacio deportivo del Canal 9 de Chicago, el ordenador que controlaba las ondas del informativo sufrió un duro ataque de piratería. Fue el debut en directo de Chicago Headroom. Se trataba de un joven que aprecia ante un fondo de zigzags electrónicos, con una careta de Max Headroom y, como más tarde pudieron comprobar los televidentes, granitos en el trasero.

Chicago Max intercepta las señales emitidas desde los aparatos transmisores situados en el edificio John Hancock gracias a un aparato de microondas situado dentro de su radio de emisión; así que trazando líneas sobre un mapa desde el estudio hasta los puntos de interferencia producidos por el microondas, las autoridades han podido averiguar el lugar exacto desde donde opera Max.

El problema es que no se enfrentan a un escolar travieso, sino a un sofisticado y agudo chistoso, que consigue interferir las emisiones con un cierto conocimiento sobre el sistema de los transmisores microondas, un aparato de aproximadamente 25.000 dólares y una minicámara de trucaje.

La última vez, este hacker habitual en los programas de radio y, ocasionalmente, en alguno de televisión, tuvo la ocurrencia de salir ante su espantada audiencia con el usual fondo electrónico, enseñando el culo mientras se azotaba con un matamoscas. La calidad de la emisión fue tan buena que uno de los televidentes se ofreció a curarle los 17 granitos del trasero. El FBI, por su parte, ofreció 100.000 dólares de multa y un año de cárcel.

Añade tu comentario