El verdadero origen de la Navidad

La verdadera celebración de la Navidad es de origen pagano y se celebraba el solsticio de invierno, pero en el siglo III d.C. fue adaptada por la Iglesia católica, conmemorando el nacimiento de Jesucristo en Belén, que según los evangelios de San Mateo y San Lucas sucedió en esas fechas. Junto con Las Pascuas, es la fiesta más importante del año eclesiástico cristiano. Si bien existen muchas corrientes que indican que la fecha estipulada es un cálculo erróneo, el 25 de Diciembre se declaró como fecha conmemorativa del nacimiento de Jesús.

EL PESEBRE

También llamado nacimiento, belén, portal o pasitos en los diferentes países y regiones de habla hispana, es la representación plástica de escenas de la Natividad de Jesucristo, que se suele exponer durante la Navidad en hogares, iglesias y muchos centros públicos, como escuelas, organismos oficiales, comercios, etc. La construcción y exhibición de belenes forma parte de la liturgia navideña en muchas partes del mundo, especialmente en la tradición católica. El primer pesebre fue ideado por San Francisco de Asis. La Navidad de 1223, mientras predicaba por la campiña de Rieti, Italia, le sorprendió el crudo invierno al predicador que vestía con harapos. Se refugió en la ermita de Greccio. Allí, rodeado de una inmensa paz, tuvo la inspiración de reproducir en vivo el misterio del nacimiento de Jesús en Belén. Construyó una casita de paja, puso un pesebre en su interior y llevó animales de los campesinos e invitó a un grupo de ellos para completar la escena.

La idea se propagó por toda Europa y los frailes franciscanos durante la colonización y evangelización la trasladaron al Nuevo Mundo, durante los Siglos XV y XVI. La tradición tuvo tanto arraigo que con el tiempo creó un motivo artesanal y artístico religioso. Actualmente estas piezas son muy valiosas y las más antiguas se exhiben en los museos más importantes del mundo.

Fuente | Origen de la Navidad

Retrointernet y actualidad
Buscador

Autor

Síguenos